LA CIVILIZACIÓN NURÁGICA: GRANDES CONSTRUCTORES DE LA EDAD DEL BRONCE (1700- 200 aC)

Nos adentramos en una cultura que floreció en Cerdeña durante toda la edad del bronce y los inicios de la edad del hierro, dejando una huella arquitectónica y cultural enigmática y fascinante, que ha pesar de la llegada de grandes pueblos y imperios, ha perdurado hasta nuestros días.

Cabeza de gigante del monte pradma, una magnífica pieza escultórica

ORÍGENES

El desarrollo de esta enigmática cultura se sitúa hacia el 1900-1800 aC en el periodo del bronce medio. Durante esta etapa parece clara la llegada de nuevos pobladores con nuevas tecnologías y organización social, superando las antiguas culturas autóctonas de Beaker (2100 aC) y  de Bonnanaro (1800-1600 aC), consideradas proto-nurágicas, y que tenían claras influencias corsas y que se caracterizaron por unas construcciones megalíticas más modestas que las del periodo nurágico posterior.

Domus de Arzachena, Cultura de Bonnanaro

LA CONSTRUCCIÓN

En esta evolución se empieza a construir los nuragas, el elemento más característico de esta civilización. Los nuragas simples eran construcciones de piedra en forma de torre circular usando la técnica ciclópea, a semejanza del Tholos griego, y que pueden alzarse hasta 20 metros de alto. Hay una clara influencia micénica en las construcciones. Las piedras utilizadas eran las más cercanas a la construcción por una cuestión de facilidad en el transporte. Se cree que tanto los egipcios como los nuragas utilizaban una especie de trineos para el transporte de sus bloques de piedras.

El basalto, el granito y las piedras calcáreas eran muy utilizadas. Las piedras de la parte superior de las torres eran más pequeñas y precisas para evitar la erosión mientras que las de la base eran bastante mayores. Se trata de una construcción de piedra seca de forma circular, colocando piedras pequeñas para el correcto encaje de los bloques  Se construyan en un lugar panorámico y bien escogido.

Los nuragas compuestos (1200-900 aC) fueron una sofisticación de las simples adosando nuevas torres a una ya existente, creando una estructura alargada, pentagonal o triangular. A veces entre los espacios vacíos se creaban patios interiores y las diferentes torres se comunicaban a través de corredores. Era usual alzar nuevas torres alrededor de esta nueva estructura que estaban ligadas por un muro exterior, en un complejo parecido a una fortaleza medieval.

Se discute cual era la verdadera utilidad de las torres nurágicas. Un posibilidad bastante lógica sería sin duda de tipo defensivo y militar, controlando el territorio o poblado. Las ciudades-estado nurágicas eran semindependientes unidas en una especie de confederación. Podría funcionar también de  residencia de los jefes militares o caciques, a modo de castillo. Esta era la teoría mas común hasta los 70 (Giovanni Lilliu). Massimo Pitau rechaza esta opción y abre la puerta a una nueva funcionalidad la función religiosa, considerado los nuragas simples los templos de la isla. Podían ser oráculos y lugares de culto a los dioses o también un espacio sagrado del culto a las aguas. Pitau aseñala que no hay ninguna otra construcción religiosa salvo las tumbas de los gigantes durante los primeros siglos de la civilización. Se ha especulado también en una función simbólica, como centro de poder, astronómica, e incluso como almacén.

Hoy en día se tiende a pensar en una actividad polifuncional y adaptativa, y que pudo haber evolucionado a medida que lo hacía una sociedad nurágica más “feudalizada” con el tiempo: la aparición de los bronzetti o jefes de clan. Otra posibilidad seria las nuevas llegadas de pobladores o invasores en los tiempos de los pueblos del mar provocando un cambio militarístico en Cerdeña (1200-1100 aC).

Estatuas representando la aristocracia militar ( Bronzetti)

La abundancia de los nuragas en la isla es espectacular. Se calcula que se construyeron entre 20.000 y 30.000, sobre todo en la región centro y noroeste de la isla. Muchos autores afirman que esta cultura erigió los complejos constructivos más avanzados de toda la edad del bronce. Se considera el punto más alto de las construcciones megalíticas y las mejor conservadas en toda Europa.

De entra estas espectaculares edificaciones, Sa Nuraxi, en Barumini, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El nuraga de Arrubiu fue uno de los mayores construidos, con una altura de 25-30 metros incluyendo 5 torres. Hay una clara relación entre las construcciones nurágicas y las de la isla de Córcega (Cultura de Torri) y la Cultura talayótica de Mallorca y Menorca.

Cultura Talayótica

ECONOMIA Y COMERCIO

Los Nuragas fueron grandes metálurgicos ganado fama por todo el Mediterráneo por la calidad de su bronce, especialmente las armas. También exportaron cobre. Se conoce que también trabajaron el hierro desde el 1300 aC. Este apogeo de la metalurgia se fecha entre finales del segunda milenio y principios del primero antes de cristo. Su economía se basaba en la agricultura, la ganadería, complementado con la pesca o la horticultura. Fueron quizás los primeros en practicar la viticultura en el Mediterráneo occidental. Su desarrollo llegó al punto de crear caminos por toda la isla para el transporte de los metales o otras mercaderías.  El comercio y la navegación destacaron notablemente. Los sardos disponían de excelentes barcos, y se han encontrado metales y cerámicas de origen nurágico en Micenas, Chipre, las ciudades etruscas  o en la península ibérica, en lugares como Cádiz, Huelva o Tarragona.

SOCIEDAD Y CULTURA

La sociedad nuraga tenía un alto componente religioso, a menudo se la ha considerado una sociedad teocrática. Los reyes o caudillos tribales ostentaban el escalón más alto. Fue una cultura militarística y hecha para la guerra. La lucha parece que era practicada por los hombres. Practicaban una especie de boxeo. Es probable que el poder sacerdotal lo ostentaran las mujeres. (hay similitudes con la civilización minoica). La mujer llevaba el pelo largo mientras que los hombres muy corto. Se desarrolló la belleza y el cuidado personal. Otras clases de la sociedad nuraga eran los artesanos, mineros y agricultores, músicos..

Se desconoce la lengua de los sardos de la edad del bronce, aunque se cree que tenia un origen indoeuropeo, y se la ha relacionado con lenguas etruscas y griegas.

Respecto al arte nurágico más conocido, podemos mencionar las estatuillas bronzetti que representan a la aristocracia guerrera, o las espectaculares esculturas de los gigantes del Mont’e Pradma, halladas en 1974 y que miden más de dos metros. No se sabe a ciencia cierta si representaban a algun tipo de dios o héroe. También cabe destacar la cerámica.

La civilización nurágica se estructuraba en tribus: Según Plinio el viejo, al norte vivían los Corsi, estrechamente vinculados a la cultura de Torri de Córcega; en la región central los Balares, los cuales podrían ser el origen de la cultura talayótica de Baleares, mientras que en el sur habitaban los Iolei, que fueron invadidos repetidamente por cartagineses y romanos, consiguiendo no ser absorbidos durante muchos siglos.

La nurágica era una sociedad tribal o de clanes, cada asentamiento o villa era controlado por un caudillo que seguramente residía en un Tholos compuesto mientras que el pueblo vivía a poca distancia en modestas casas de piedra circulares. Desde el bronce final e inicios de la edad de hierro estos asentamientos se vuelven más complejos y estructurados, las casas pueden presentar más habitaciones y una planta rectangular. Hay indicios de la presencia de mercados, fundiciones de metal, calles y un complejo sistema hidráulico; se ha encontrado un aqueducto en Gremanu.

RELIGIÓN

La religión de Cerdeña presentaba varios elementos presentes en otros culturas del Mediterráneo. Parece claro el culto a la Madre Tierra y a un Dios Padre. El animal más representado y divinizado era el toro, muy presente en el arte nurágico, y vinculado al culto al dios sol-toro mientras que su contraparte femenina era la diosa luna-agua. Estos cultos están relacionados con la fertilidad. Otro animal presente en la mitología nurágica es la paloma. El culto a héroes guerreros, considerados divinidades, caso de Sardus o Norax, era otro elemento de culto fundamental. Se cree que algunos Tholos podían ejercer de templos y oráculos. El gran santuario de Santa Vittoria en Serri pudo ser un centro espiritual para toda la isla. Otros edificios religiosos que cabe mencionar son los pozos sagrados, la tumba de los gigantes, un monumento megalítico funerario de tipo colectivo donde los sardos enterraban a sus fallecidos (podía albergar entre 100 y 300 fallecidos) y les rendían homenaje y finalmente los templos Megáron, de influencia griega y dedicados al culto a las aguas curativas.

EJÉRCITO Y LOS PUEBLOS DEL MAR

Como hemos comentado, los nuragas fueron grandes forjadores de armas de bronce, y estas fueron demandadas por todo el Mediterráneo. Sus guerreros utilizaron excelentes espadas de bronce, así como armas tales como lanzas y arcos. Probablemente utilizarían armadura y casco de bronce como lo demuestran las figuras de los bronzetti. Sin duda fueron guerreros respetados y temidos capaces de convivir con imperios como Cartago o Roma durante cientos de años. Su fama de excelentes navegantes les vincula con la piratería y las incursiones por todo el mediterráneo oriental de los pueblos del mar.

Los pueblos del mar produjeron importantes cambios en la sociedad de la edad de bronce. Entre los pueblos del mar podemos  destacar los Sherden y los filisteos. Desarrollaron espadas largas y armaduras muy eficaces. Si los nuragos tuvieron algún tipo de relación con los Sherden o Shardana, (que llegaron a incursionar en Egipto) o fueron el origen de ellos, todavía es objeto de debate.

La palabra Sherden o Shardana parece guardar una relación etimológica con Sardinia. Se ha sugerido que los Sherden, pueblo del mar de origen jónico (Sardis?), quizás responsable del derrumbe de la civilización micénica, son presionados por el imperio hitita o derrotados por el faraón Ramsés II, emigraron al Mediterráneo Occidental. Pudieron haber llegado a Cerdeña hacia 1100-1000 aC, causando los cambios en la sociedad nurágica que hemos comentado: militarización y feudalización creciente, la aparición de los señores de la guerra reflejados en esculturas de bronce (Bronzetti), y una mayor complejidad de las construcciones nurágicas. Sin embargo estos indicios no son concluyentes arqueológicamente y tampoco la datación de las migraciones. 

CIVILIZACIÓN NURÁGICA TARDÍA 900-500 aC

Es conocida como la época de la aristocracia, se produce una fuerte estratificación. La cerámica es más elaborada y aumenta la calidad de la metalurgia y las armas. Florece el comercio y las villas se hacen más complejas y grandes, resultado de un aumento demográfico. Los jefes y la aristocracia se reunía en las villas constituyendo una especie de “asamblea” para discutir sobre política y justicia. Por otro lado se van abandonando las tradiciones constructivas de los nuragas y las tumbas individuales substituyen las tumbas colectivas (Tumbas de los gigantes)

LLEGADA DE COLONIZADORES Y EL OCASO

A partir del 900 aC los fenicios se establecen en las costas de Cerdeña, estableciendo colonias y puertos para sus rutas comerciales. Una primera expedición militar cartaginesa llega a la isla en el 540 aC, fracasando ya que encuentra una fuerte resistencia nativa.

Años más tarde Magón y Amílcar vuelven a intentarlo, esta vez conquistando toda la región costera, las minas y las llanuras del sur. La cultura nurágica sobrevive en el interior (509 aC). Tras la primera guerra púnica, Roma pasa a controlar Córcega y Cerdeña, y las incorpora como provincia romana (238 aC). Estrabón afirma que los nuragas sobreviven en el interior de la isla hasta tiempos imperiales. 

LEGADO

Sin tener casi registros escritos, apenas algunos apuntes epigráficos, el legado material y constructivo de este pueblo es asombroso. Hoy encontramos sus construcciones por toda la isla. Son más de 7000 nuragas.

Cultura de largo recorrido, casi dos mil años, muchos afirman que la civilización nurágica fue la base de las tradiciones y costumbres sardas modernas, trascendiendo en el tiempo. Su capacidad comercial, metalúrgica y bélica llegó mucho más allá de la isla, resonando por todo el Mediterráneo.

BIBLIOGRAFIA Y WEBGRAFIA

Lilliu, G. (1988). La civilta dei Sardi dal Paleolitico all’eta dei nuraghi. Torino: Nuova ERI.

Pittau, Massimo (2013). La Sardegna nuragica. Cagliari: Edizioni della Torre.

Vacca, E.B. (1994). La civiltà nuragica e il mare. Quartu Sant’Elena: ASRA editrice.

Navarro i Barba, Gustau (2010). La Cultura Nuràgica de Sardenya. Barcelona: Edicions dels A.L.I.LL. ISBN 978-84-613-9278-0.

Webster, G. (2015). The Archaeology of Nuragic Sardinia. Sheffield: Equinox.

https://www.labrujulaverde.com/2014/10/dos-nuevos-gigantes-hallados-en-cerdena-pueden-reescribir-la-historia-del-mediterraneo Sobre los Gigantes del Monte Pradma. Guillermo Carvajal, La Brújula Verde, 2014.

https://www.lasardegna.es/el-misterio-de-los-nuraghi-contruccion-tipica-de-cerdena/ Sobre la Cerdeña Nurágica. Turismo Sardegna, 2020.

https://www.sardegnaturismo.it/es/explora/su-nuraxi Sobre Su Nuraxi. Patrmonio de la Humanidad por la UNESCO. Sardegna Turismo 2020

https://www.ancient-origins.net/history-ancient-traditions/mysterious-nuragic-civilization-sardinia-004841 Kristen Callihan, Ancient Origins, 2015 (En Inglés)

Publicado por Iskande

Historiador y divulgador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: