AMAZONAS AFRICANAS: UN CONTINENTE DE MUJERES GUERRERAS

REINAS GUERRERAS DE ÁFRICA

A lo largo de la historia, en muchos reinos de África, la mujer ha tenido un poder significativo, asumiendo posiciones de autoridad política y militar. Esto resulta posible en el contexto de sociedades de linaje materno que abundaron en distintas culturas.

Eran habituales las sociedades africanas matrilineales, es decir que la linea sucesoria es la vía materna. Los ancestros familiares principales son los parientes de la madre y el nombre familiar y la herencia provienen de su familia. A si mismo, en la cosmología africana prevale la idea de las diosas femeninas de la creación, las diosas madre, y el elemento fertilidad y prosperidad. Además, culturalmente hablando, hubo un fuerte arraigo de la participación equitativa de ambos géneros en una clara idea de comunidad y cooperación. Como veremos, el primer impacto y difusión de las religiones monoteístas durante la antigüedad y el medioevo, consiguió modificar algunas pautas tradicionales, pero no alteró la organización ancestral de estas sociedades ni el rol de las mujeres. Si que lo hizo en cambio el colonialismo, el nuevo adoctrinamiento religioso y el capitalismo.

 En distintas sociedades africanas las mujeres participaron activamente en los enfrentamientos militares; iban a la guerra al igual que los hombres. Notorio es el caso de las amazonas de Dahomey (actual Benín), una unidad militar vinculada al rey exclusivamente femenina y con un carácter casi sagrado (siglos XVII-XIX). Las mujeres también han tenido un destacado poder político-religioso en muchas regiones. Es el caso de Nubia, en los pueblos bereber de la región del Sáhara, o en África Occidental.

Mapa anacrónico de los principales reinos africanos

Presentamos a algunas mujeres que lideraron poderosos reinos y marcaron la historia de África:

AMANIRENAS (60-10 a.C): Nuestra primera protagonista tiene su origen en Nubia, la región más codiciada por los Egipcios, y conocida por sus bravos guerreros y sus grandes riquezas. Amanirenas o Amanirena fue una famosa kandake, la reina de Kush, (un poderoso reino nubio formado hacia el siglo VIII aC con una prolongada historia), que lideró su ejército frente a Roma.

Se discute el significado de Kandake o Candance, parece que eran las hermanas del rey de Kush, una monaquía de sucesión matrilineal, en la que ejercían como reinas madres o regentes. Cuatro reinas fueron llamadas así desde Occidente:  AmanishakhetoAmanirenasNawidemak, and Malegereabar. La partícula Amani hacía referencia a Amón, dios al que rendía culto. Plinio el Viejo menciona que todas las reinas de Nubia llevaban este nombre; sin embargo esto no parece ser cierto y solo las cuatro mencionadas  llevaron la denominación. También se ha sugerido que Candace podría ser el origen del nombre Cándida. En cualquier caso, todas las Kandakes destacaron como feroces reinas guerreras que lideraban a sus hombres en el campo de batalla.

Con el imperio romano en su apogeo y ya dominando Egipto y el norte de Nubia,  llegó la oportunidad para Amanirenas cuando el prefecto romano Aelius Gallus se encontraba ausente  luchando en una campaña en Arabia (24 aC). Entonces los kushitas, con Amanirenas liderando sus tropas, atacaron el norte con éxito, derrotando a las tropas romanas de Asuán y llegando hasta la isla de Elefantina. El ejército nubio tenía una capacidad notoria, destacando sus famosos arqueros. Después de la triumfal incursión, los kushitas Regresaron a Napata con un importante botín y muchos prisioneros.

Los famosos arqueros de Nubia

 Se dice que Amanirenas enterró una estatua saqueada del emperador Augusto frente a su palacio de Napata para que todos pudieran pisar la cabeza enemiga. El nuevo prefecto romano, Petronio, tomó riendas en el asunto reconquistando muchos territorios y llegando muy al sur, hasta Napata, lo que obligó a los kushitas a negociar la paz. Se pactó la nueva frontera, y de forma sorprendente, Nubia quedo exenta de pagar impuestos a Roma. Sobre Amanirenas se decía que era valiente y aguerrida,  que tenía un ojo ciego, y que tenía por mascotas leones adiestrados.

Ilustración de Johnathan Good. https://johnathangood.tumblr.com/post/165930015053/kandake-amanirenas-of-meroitic-kush-showing-her

Tras el conflicto con los romanos, el reino de Kush vivió una etapa pacífica. En el siglo I despúes de Cristo aconteció el reinado de Amanitore, otra destacada Kandake. Tuvo una labor constructora muy significativa, restaurando el templo de Amón en Meroe. Se suele afirmar que el poder de Nubia empieza a menguar a partir del siglo I-II dC.

Relieve de Amanitore

KAHINA o DIHYA (VII-703 dC): Fue una reina guerrera amazig (bereber) de la tribu de los zenatas, en la región de Aurès (Algeria). Famosa por su resistencia a los invasores árabes. Pagana, cristiana o judía, todavía sigue siendo un misterio, era conocida por tener habilidades proféticas y de hechicería.

Cuando Kosayla, el gran líder de la resistencia berber, fue derrotado por los árabes, Kahina asumió el poder reuniendo a la confederación de tribus.

Kosayla

Aliada de los bizantinos, derrotaron a lo árabes en Kenchela (689). A continuación, la reina contratacó llegando hasta Tripolitania y la Cirenaica (Libia). Fue en ese momento cuando Kahina adoptó un prisionero árabe llamado Jalid, siguiendo las reglas berberes de la anaia o protección. Tiempo después y con una fuerza mucho mayor, la conquista árabe de Cartago (698) dejó en una situación delicada a Kahina.

Exoansión islámica

Kahina pensó en que los árabes buscaban las tierra fértiles y agrícolas de su reina y decidió emplear la táctica de la tierra quemada (Crónica de Bayan). Esta decisión fue muy controvertida y Kahina se ganó la hostilidad de los agricultores del norte. Estos empezaron a colaborar con los árabes, pidiendo una intervención. Su propio hijo adoptivo, el árabe Jalid, informaba a los invasores de su posición. Ante un clima muy hostil Kahina fue derrotada y perseguida, y tuvo que huir a la ciudadela bizantina de Biskra y posteriormente a Tabarka (Túnez).

Antes de la batalla final, pidió a sus hijos que se unieran al enemigo vencedor y así asegurar su supervivencia. Murió combatiendo o por suicidio en un lugar conocido como Oasis de Kahina. Tal y como había deseado, durante el gobierno árabe su hijo mayor se convirtió en el gobernador de Aurès y el menor en el jefe de las milicias.  Esta mujer excepcional es considerada una figura nacional amazigh.

Estatua de Kahina en Kenchela

GUDIT (siglo X dC )

La reina etíope Gudit,  destructora del imperio de Aksum en el siglo X. Esta monarca semilegendaria ha llegado a nosotros básicamente gracias la tradición oral y el legado que dejó su violenta historia.

Su origen es incierto, algunos autores la relacionan con el país de Damot y la etnia de los sidamas del sur de Etiopía, mientras que otros la vinculan con los agaw y los Beta Israel, una pueblo cushita del norte de Etiopía y Eritrea de religión talmúdica. Las evidencias dejan claro que no era cristiana y que probablemente fue judía o bien pagana. Sin lugar a dudas se trataban de sociedades matriarcales, como era tradicional en la región.

La dinastía aksumita, que había alcanzado su cénit entre los siglos IV y VI (Especialmente durante el reinado de Ezana, que convirtió el reino al cristianismo), llevaba muchos siglos en clara decadencia. La expansión islámica y la pérdida de las rutas comerciales habían aislado al reino y afectado considerablemente su riqueza. El último rey de Aksum, Dil Na’od, depuso al obispo Abunas Petros. No sabemos si esta acción fue la gota que colmó el vaso para Aksum, y fue visto como una oportunidad para sus enemigos. Lo cierto es que tuvo consecuencias nefastas. Durante el reinado de Philoteos, Patriarca de Alejandría (960) la reina Gudit empezó su revuelta, derrotando las fuerzas aksumitas y deponiendo al último Negus. Esta revuelta coincide con la intervención militar de Georgios III, rey de Makuria, una reino cristiano de Nubia que en aquel entonces gozaba de un notable poder.

Máxima expansión del reino de Aksum

El historiador árabe  Ibn Hawqal, ofrece esta crónica:

“El país de los Habasha ha sido gobernado por una mujer desde hace muchos años: ha matado al rey de los Habasha, quien era llamado Haḍani [del Ge’ez haṣ́ani, en amhárico moderno aṣ́e o atse]. Hasta hoy gobierna con total independencia en su propio país y en las zonas fronterizas del país de los Hadani, al sur de [el país de] los habashi.”16

Las crónicas describen la revuelta como terriblemente violenta; la reina intentó exterminar a la familia real aksumita entera; se produjo también una gran quema de iglesias y fortalezas. Gudit se conoce en lengua ahmárica como Esato, que se traduce como “fuego” o “destrucción”

Las iglesias etiíopes de Abreha y Atsbeha presentan un techo ennegrecido, ya que fueron quemadas durante la revuelta de Gudit

Esta época es conocida como la edad oscura del país. Dicen que la reina Gudit gobernó durante más de 40 años y no hay más información sobre sus sucesores, hasta que hacia 1137 Mara Takla Haymanot, también de etnia agaw, subió al poder y inauguró la dinastía Zagüe, casándose con una descendiente de la familia real de Aksum. Esta dinastía es famosa por la construcción de las iglesias rupestres de Lalibela durante el reinado de Gebral Maskal.

Representación de Gudit.

Las informaciones que nos llegan de Gudit son incompletas y contradictorias; sin embargo su leyenda y recuerdo  evoca a tiempos de destrucción y cambio, el violento final de uno de los imperios más relevantes de la África medieval.  

AMINA DE ZARIA (1533-1610): La reina guerrera de los estados de Hausa. Zazzau (hoy Zaria), era uno de las ciudades-estado musulmanas del norte de Nigeria que formaban la confederación Hausa. La confederación era formada originamente por siete ciudades: Daura, Kano, Gobir, Katsina, Rano, Garun Gabas y Zazzau, esta última destacando com una de las más poderosas.

De familia adinerada y dedicada al comercio, de pequeña era una buena luchadora y aprendió a usar la daga. Mucha información nos llega a través de las Crónicas de Kano y la tradición oral.

Cuando murió su hermano, Amina se convirtió en la primera reina (sarauniya) en una sociedad dominada por los hombres. Su hazañas han adquirido proporciones legendarias. Gobernó durante más de 30 años. Unificó las distintas ciudades en un poderoso estado y amplió las fronteras de su pueblo conquistando Nupe y Kwarafa. Su ejército tenía mas de 22.000 hombres y 1000 jinetes bien entrenados. Impuso impuestos entre los pueblos conquistados y favoreció el comercio convirtiendo su reino en el epicentro de la ruta comercial transahariana. Entre los productos exportados se encontraban téxtiles, oro, sal y la valiosa nuez de cola. Amina fortificó las ciudades de la confederación ante posibles ataques.

Region de Zaria, Nigeria. Epicentro de los estados Hausa o Hausaland

Con fama de cruel e impasible, decían que cada noche tomaba un amante entre los derrotados y lo hacía asesinar o castrar la mañana siguiente. Rechazó cualquier matrimonio porque pensaba que eso le restaría poder. Fue un personaje violento y poderoso convertido en una leyenda africana. La confederación Hausa sucumbió a principios del siglo XIX ante el avance del yihadismo y el califato de Sokoto.

Estatua de la reina Amina en Lagos, Nigeria.

ANA DE SOUSA (1583-1663): La Reina Nzinga del Congo. Es un símbolo de la resistencia africana a la colonización europea. Reina de Matamba y Ndongo. Su título real, Ngola, serviría a los portugueses para denominar la región (Angola). Los portugueses llevaban años aumentando su presencia en la región y extendiendo un lucrativo comercio de esclavos.

by Achille DevÈria, printed by FranÁois Le Villain, published by Edward Bull, published by Edward Churton, after Unknown artist, hand-coloured lithograph, 1830s

En este contexto, su hermano, el rey Ngoli Bbondi, fue derrotado por los portugueses en 1618. Nzinga fue enviada a negociar la paz con los portugueses y se convirtió al cristianismo, adoptando el nombre de Ana de Sousa. Parece que la paz fue efímera, y se renovaron las hostilidades, su hermano queda relegado y Njinga asume el poder, organizando una gran coalición africana antiportuguesa.

Reinos de Matamba y Ndongo, en la actual Angola. Mapa del siglo XVII

Fue una gran estratega militar y ella misma lideraba las tropas en el campo de batalla. Renunció a la fe católica y desplegó una guerra sin cuartel; sin embargo fue derrotada y sus hermanas capturadas. Mantuvo de nuevo la paz durante 20 años, hasta que aparecieron los holandeses. Portugal y los Países bajos mantenían una guerra hegemónica y colonial en el Índico y el Atlántico. Los holandeses habían conseguido arrebatar gran parte de las colonias asiáticas, el norte de Brasil y pretendían debilitar aún más el poderío portugués.

En este contexto Ana Njinga buscó la alianza, ambos compartían un mismo enemigo. Juntos consiguieron ocupar Luanda en 1641. El éxito duró hasta 1647 cuando la reina fue derrotada por el capitán Borges de Madureira; entonces regresó a la fe católica y en 1659 firmó, al fin, un nuevo tratado de paz con Portugal. Murió con más de 80 años. 7000 de sus hombres fueron llevados como esclavos a Brasil. Nzinga es conocida hoy como la “Madre de Angola”.

Estatua de la reina en Luanda.

.

SEH-DONG-HONG-BEH: (1835-1889 aprox.): La líder de las amazonas de Dahomey (Benín). Aunque las guerreras de Benín tuvieron varias líderes destacadas, Seh-Dong-Hong-Beh fue una de las más conocidas, en parte gracias a la fotografía y el famoso retrato artístico que se han conservado de ella.

El reino de Dahomey, situado en la costa del actual Benín, prosperó entre los siglos XVI y finales del XIX. Hacia el 1700 Dahomey llegó a su apogeo disponiendo de un extenso territorio gracias a una serie de gobernantes fuertes y a exitosas conquistas. Fue un actor clave en el comercio de esclavos transatlántico.

Ubicación del reino en el actual Benín.

Las amazonas era una unidad militar real del reino formada a inicios del siglo XVIII. También llamadas Ahosi (mujeres del rey) o Mino (nuestras madres), eran reclutadas de forma voluntaria y a veces obligadamente (para complacer el rey) a la edad de 8-10, recibiendo un duro entrenamiento, que incluía armamento, supervivencia, resistencia al dolor y disciplina. Solían ser vírgenes y no podían casarse (aunque legalmente pertenecían al rey). Tenían un estatus casi sagrado y participaban políticamente en el gran consejo. Las guerreras podían actuar como guardia real, arqueras, infantería, tiradoras, o unidad de elefantes. Llevaban armas tales como cuchillos, mazas, arcos y rifles. El reino de Dahomey estaba involucrado en el tráfico humano.

A la edad de 15 años entró en el grupo de las amazonas, ascendiendo rápidamente y partipando en varias capturas de esclavos. En 1851 Seh-Dong-Hong-Beh líderó un gran grupo de 6000 guerreras y guerreros contra el fuerte de Egba (Nigeria) para obtener esclavos. Las amazonas obtuvieron una gran victoria. El oficial británico Frederick Forbes, cuya misión era convencer al rey de Dahomey de la abolición del comercio de esclavos, hizo un famoso retrato de la guerrera,  donde aparece con atuendo militar, con una cabeza (del líder de Egba) y un rifle Winchester en la mano.

La guerrera obtuvo un gran prestigio, siendo tratada como parte de la realeza. En 1882, aparece luchando con 2000 guerreras ante los franceses, consiguiendo la retirada de estos, e incendiando varios puestos coloniales. Posiblemente murió durante la primera guerra Franco-dahomeyana de 1889. Las amazonas de Dahomey adquirieron una fama casi legendaria y su veneración sobrepasó el periodo colonial.

YAA ASANTEWAA (1840-1921): La reina madre de Ejisu.

El imperio Ashanti o Asante (1670-902), con capital en Kumasi, fue un poderoso estado de la costa de oro africana. De carácter guerrero y agrícola, entre los siglos XVII y inicios del XI alcanzó un notable poder. Su ejército estaba formado por 50.000 guerreros y disponían de armas de fuego, mosquetes que habían adquirido de los europeos y que les daban superioridad frente a otros estados vecinos. Era respetado por las potencias coloniales; los holandeses de Elmina les pagaban un tributo para poder comerciar en la costa. Pero el creciente poder de los británicos en la zona en el siglo XIX, aliados de sus enemigos acérrimos los fante, llevo a la guerra y a la decadencia. Tras cuatro guerras con los británicos el reino se convirtió en protectorado. Era un reino devastado y aún más tras una guerra civil (1883-1888).

En este contexto, el asante Nana Akwasi, hermano de Yaa Asantewaa ejercía como gobernador de Ejisu. Cuando este murió, ella ejerció su poder como madre para proponer a su nieto como nuevo gobernador. Pero el gobierno británico aprovechó el momento de incertidumbre para  exiliar a las Seychelles al nieto, al rey de Ashanti Prempeh I, (que había sido en 1893 tras resistirse a la invasión), así como a otras autoridades.

La sumisión de Prempeh I

Fue entonces Yaa Asantewaa se convierte en regente de Ejisu. El gobernador británico demanda el trono del taburete dorado, símbolo de la nación Ashanti. Asantewaa reunió a los miembros ashanti restantes y pronunció su famoso discurso:

“Ahora, soy consciente de que algunos de ustedes temen luchar por su rey. Si fueran los días de valientes como Osei Tutú, Okomfo Anokye, y Opoku Ware I, los jefes no se sentarían a ver su como su rey es llevado lejos sin ni siquiera disparar un disparo. Ningún europeo se habría atrevido a hablar a los jefes de Asante de la forma en la que el gobernador nos habló esta mañana. Es posible que ya no queden valientes en Asante? No lo puedo creer. No puede ser! Tengo que decir esto: si los hombres de Asante, no hacen frente, entonces lo haremos nosotras . Nosotras, las mujeres. Llamaré a mis compañeras mujeres. Lucharemos! Lucharemos hasta que la última de nosotras caiga en la batalla”.

En 1900 asumió el liderazgo de la rebelión Ashanti contra los británicos, la llamada guerra del taburete dorado. Reunió a 5000 guerreros. Los Ashanti acabaron con los británicos enviados a buscar el taburete dorado y pusieron sitio al fuerte Kumasi, donde se refugiaba el contingente británico y sus aliados fante.

Tras varios meses de sitio y estar contra las cuerdas a causa de las enfermedades y la falta de existencias, el gobernador de la Costa de Oro envió un refuerzo británico de 1400 hombres que doblegó a los Ashanti, capturando a Yaa Asantewaa y otros líderes. El taburete dorado quedaba en manos británicas.

El taburete dorado de la nación asante

En 1902, el imperio Ashanti se convirtió en protectorado británico.  La nación Ashanti tiene una larga tradición matrilineal y las mujeres jugaron un papel fundamental en política. Ya Asantewaa, además de guerrera, es considerada como una pionera activista y feminista africana.   

Estatua en Ejisu

FUENTES

Andersen, K. T., 2000. The Queen of the Habasha in Ethiopian History, Tradition and Chronology.

Mir, Anna. 2012. Filiació matrilineal a l’África Negra. Postgrau societats africanes. Centre d’estudis Africans. Barcelona.

Modéran, Yves (2005). “Kahena. (Al-Kâhina)”. Kahena. Encyclopédie berbère. 27 | Kairouan – Kifan Bel-Ghomari. Aix-en-Provence: Edisud. pp. 4102–4111. ISBN 978-2744905384. The most recent critical study of the historical sources.

Alpern, Stanley B. (1998). Amazons of Black Sparta: The Women Warriors of Dahomey (1st ed.). New York, U.S.: New York University Press. ISBN 978-0-8147-0678-7.

NOTICIAS Y WEBGRAFIA

https://www.smithsonianmag.com/history/dahomeys-women-warriors-88286072/

https://www.bbc.com/mundo/media-45008727 Vídeo Reportaje de la BBC sobre Amina de Zaria, la reina de Zazzau

http://www.bbc.com/travel/story/20180826-the-legend-of-benins-fearless-female-warriors Las amazonas de Dahomey, BBC news.

https://www.blackpast.org/global-african-history/yaa-asantewaa-mid-1800s-1921/ biografía de Yaa Asantewaa.

 “Queen Mother Nana Yaa Asantewaa of West Africa’s Ashanti Empire”. www.blackhistoryheroes.com.

 Modéran, Yves (2005). “Kahena. (Al-Kâhina)”. Kahena. Encyclopédie berbère. 27 | Kairouan – Kifan Bel-Ghomari. Aix-en-Provence: Edisud. pp. 4102–4111. ISBN 978-2744905384.

Wikipedia, 2020. Gudit. http://en.wikipedia.org/wiki/Gudit

Wikipedia, 2020 Amanirena. https://es.wikipedia.org/wiki/Amanirena

Publicado por Iskande

Historiador y divulgador.

Un comentario en “AMAZONAS AFRICANAS: UN CONTINENTE DE MUJERES GUERRERAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: